RAPIDSWAB-BACTERIAS

 

                    RAPIDSWAB-BACTERIAS
Tubos preparados y swabbs para la valoración
rápida del contenido bacteriano en superficies

Diseñado para una rápida orientación de la carga bacteriana en superficies. La presencia de bacterias provoca viraje del medio paja a rojizo, más rápido cuantas más bacterias haya (4-18h).

Modo de empleo e interpretación:RAPIDSWAB-BACTERIAS
1-Extraer un escobillón, torunda, hisopo o swabb de su tubo de plástico.
2-Sumergirlo en agua destilada estéril (no incluida, si no tiene, pida viales FPL111)
3-Barrer la superficie de muestreo, rascándola con fuerza con el algodón. Cuanta más superficie barramos más rápido será el
viraje indicador, en el caso de que haya bacterias.
4-Sumergir el escobillón barrido en el tubo de vidrio, varias veces, batir con energía. Cerrar su tapón de aluminio a rosca.
5-Desechar del escobillón con su tubo de plástico.
6-Mejor aún, cortar el escobillón con tijeras para dejarlo dentro del tubo de vidrio, antes de cerrar el tapón.
7-Marcar los datos en el tubo de vidrio con rotulador indeleble.
8-Incubar el tubo de vidrio cerrado, a 37ºC durante 12-24 horas.

El viraje a rosa, naranja o rojo indica presencia de bacterias.
Cuantas más bacterias haya en la superficie analizada, más rápido y más potente será el viraje de color.

Si prefiere realizar recuentos, en vez de incubar el tubo, incube 1 ml del punto 4) añadido a una DryPlates-TC o a una placa con medio para recuento de aerobios y multiplique por 5 el número de colonias obtenidas para conocer el recuento por toda la superficie barrida.

Caducidad y presentación:
La caducidad es de 6 meses tras su fabricación. Ver la fecha exacta impresa en cada caja.
La presentación es de cajas de 40 tubos. Referencia: TPLE003.
La temperatura de conservación no es muy importante, aunque es preferible que sea de 4 a 15 ºC. Lo que sí es imprescindible es MANTENER PROTEGIDO DE LA LUZ!
(No sacar los tubos de la caja cerrada hasta el momento de uso y mantener ésta en un armario oscuro o en una nevera). No congelar.

No contiene agentes nocivos. El usuario es el único responsable de la destrucción de los microorganismos generados en el interior del kit durante su uso, de acuerdo con la legislación medioambiental vigente. Destruir por inmersión en lejía. Mantener fuera del alcance de los niños. No ingerir.

Diseñado y fabricado por MICROKIT desde 1995. Revisado en Enero de 2020

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *